5 Ideas de negocio rentables para abogados en Chile

RECURSOS DE PROTECCIÓN CONTRA LAS ISAPRES.

Es uno de los más recientes y rentables nichos de negocio en el mercado legal. El negocio de los recursos en contra de las isapres es beneficioso tanto para el abogado como para su cliente, aquí todos ganan, menos la isapre, a lo menos, en apariencia.

¿Cómo funciona? El cliente se entera mediante carta certificada de que le subieron su plan, lo que para el resulta de lo más injusto, y lo es. Motivado por esta injusticia contacta con un abogado para poner remedio a esta situación.

El abogado le informa de sus derechos en este ámbito y de la posibilidad de poner efectivo remedio a este abuso y además, que este trámite no tendrá costo para el cliente. Es aquí donde se hace muy atractivo para el cliente ¿Asesoría y defensa jurídica gratuita? ¡Me anoto!

¿Cuál es la apuesta del abogado? Las costas judiciales del Recurso de Protección interpuesto. Ya sabemos que casi el 100% de los recursos de protección contra las isapres son acogidos por las Cortes de Apelaciones, de esa manera, ¡la ganancia está asegurada!

¿Qué queda por hacer? Solo queda montar la estructura para captar a los furiosos cotizantes de forma masiva y empapelar las cortes de apelaciones con recursos de protección.

 DIVORCIOS

Este es un nicho ya bastante manoseado, pero no por eso menos rentable. Su atractivo es lo relativamente rápido del procedimiento y la posibilidad de obtener los recursos dentro del juicio mismo, esto a través de las compensaciones económicas.

No es mucho más lo que se puede decir de este nicho y evidentemente aquí igualmente se trabaja al volumen de juicios.

No obstante lo anterior llevar este tipo de juicios lleva una carga emocional y ética que hay que saber manejar.

CAMBIO DE NOMBRES Y APELLIDOS

Al igual que en los divorcios, se trata de procedimientos que son, por lo general, bastante rápidos y económicos; siempre  cuando no vaya aparejado un juicio de paternidad, pero ahí ya estamos hablando de otro tema.

Por lo general los cambios de nombres son muy rápidos y no es necesario esperar años para ver sus resultados. Con suerte de 3 a 4 meses el trámite debería estar terminado. El atractivo de este tipo de juicios, además de ser breves, es de muy bajo costo tanto para el cliente como para el abogado y tiene la particularidad que se puede trabajar masivamente, con buenos resultados si se hace una buena campaña de marketing hacia el público.

DEFENSA DE DEUDORES

Este nicho ya no es tan nuevo pero se ha ido perfeccionando en el tiempo.  Todo está en cómo el profesional enfoque su negocio. Si se plantea como un desafío profesional, puede ser que no sea tan rentable, porque aquí no se trata de ser el mejor abogado sino que ser el más conocido y efectivo. ¿Cómo así? La idea en este nicho de negocio es gestionar una maquinaría de marketing que lo haga conocido en este rubro con el objetivo de lograr un volumen de juicios que haga atractivo este negocio. En cuanto a los clientes, el modelo de negocio funciona algo parecido a como funcionan las isapres, en este caso el cliente firma un contrato de afiliación al estudio donde paga una prima mensual muy accesible por un número indeterminado de meses mientras el profesional se avoca a la solución judicial del problema. En este nicho el incentivo para el abogado, al igual que en otros nichos, es la brevedad de los procedimientos, ya que en general se trata de juicios ejecutivos que por definición deberían ser breves. Aquí la misión del abogado es evitar el pago, pagar lo menos posible o lo justo. A pesar de lo que se pudiera pensar el nivel de éxito de estas diligencias es bastante alto, toda vez que los bancos y otras instituciones de crédito muchas veces no son muy rigurosos con sus juicios y es ahí donde esta la ganancia del defensor.

PETICIONES DE QUIEBRA

Este nicho viene a ser hoy por hoy la vedet de los negocios jurídicos. Con el advenimiento de la nueva Ley de Quiebras o mejor dicho la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento se abre un nuevo flanco de provecho para los abogados.

La nueva ley de quiebras amplía el espectro de potenciales clientes que ven en la declaración de su insolvencia la salida perfecta a todos sus problemas financieros. Esto pasa por el hecho de que los requisitos para ser objeto de quiebra son menos estrictos que con la ley anterior. En efecto, ahora cualquier persona que tenga deudas vencidas por más de 90 días eventualmente podría declararse en quiebra, al contrario de lo que ocurría con la ley anterior, partiendo de la base que el potencial fallido debía ser comerciante y la deuda debía ser por un acto de comercio, además de otros requisitos de forma.

Si duda que con esta nueva ley de quiebra los potenciales clientes se multiplican exponencialmente, haciendo muy atractivo este nuevo nicho de negocio jurídico, donde las ganancias pueden ser bastante apreciables en un procedimiento que promete ser breve.

 Cristian Pereira Rojas.

Otros artículos de interés…

 ¿Cómo evitar que se te pase un plazo?

Seguimiento de causas en el Poder Judicial

Alerta de Demandas en Contra